La falta de mercado para pieles eclipsó el aumento de cuota en la cacería de focas

Miércoles, 8 Abril, 2009
Ottawa, Canadá
En vísperas de la reapertura de la cacería comercial de focas canadiense en el Golfo de San Lorenzo, con otras 64,000 crías destinadas a la matanza, el IFAW agradece la noticia de que muchos cazadores quizás no participen este año debido a la falta de mercado para las pieles de foca.
“Si las condiciones del mercado logran que esta cacería cruel termine, nos parece perfecto. Si el gobierno de Canadá se niega a defender a la mayoría de los canadienses y del mundo que quiere ver el fin de la cacería, quizás el mercado internacional resulte ser el factor decisivo”, dijo Beatriz Bugeda, Directora del IFAW para América Latina (Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat).

Informes recientes indican que este año, los peleteros dispuestos a comprar estas pieles ofrecen apenas $15 dólares por piel, un descenso de más de $100 en 2006. Los cazadores de focas comentan que a este precio no es económicamente viable llevar a cabo la cacería de focas. El precio de $30 por piel ofrecido a los cazadores de focas de las Islas Magdalena el mes pasado, estuvo acompañado de informes que esto incluía un subsidio de $9 por piel de la Provincia de Quebec, y dicen que muchas de las pieles de las 20,000 focas reportadas matadas no fueron compradas por los peleteros.

“Es una gran mentira que el Total de Capturas Permitidas TCP) sea fijada por el mercado, como dice el Departamento de Pesca y Océanos (DFO, por sus siglas en inglés),” señaló Bugeda. “Si este fuera el caso, el TCP habría sido reducido, no aumentado a un nivel que resulta una burla de su propio plan de manejo.”

El mes pasado, la Ministra de Pesca Gail Shea, decidió incrementar el TCP para 2009 a 280,000 focas arpa, a pesar de las claras advertencias de sus propios científicos que un TAC arriba de 270,000 no respetaría el objetivo de manejo de la cacería de focas del Departamento.

“Resulta obvio para todos –salvo para el gobierno Conservador—que la cacería comercial de focas no es una industria viable. Lo único que sostiene actualmente a esta matanza es el flujo constante de dinero de los contribuyentes canadienses y el orgullo de algunos políticos que tratan desesperadamente de conservar sus escaños en el parlamento,” dijo Sheryl Fink, investigadora del IFAW.

El gobierno Conservador ha confirmado su decisión de persistir con el desperdicio permanente de los impuestos recabados, para apoyar a una industria de cacería de focas moribunda, en vez de responder ante la opinión pública canadiense y la caída económica global. La semana pasada, el Ministro de Comercio Internacional Stockwell Day reiteró la postura del gobierno que una veda de productos de foca por parte de la Unión Europea (UE) sería cuestionada ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“No puedo imaginarme algo más irresponsable,” comentó Fink. “Un cuestionamiento ante la OMC bien podría costarles a los canadienses muchos millones de dólares, y todo por revivir a un mercado moribundo con un valor de mercado, según el departamento del propio Day, de $5.4 millones a lo mucho.”

“La Ministra Shea predijo que la cacería de este año sería un negocio como de costumbre,” recordó Fink. “La única costumbre es la crueldad de la cacería, en cuanto a que sea un negocio, está totalmente equivocada.”

Post a comment

Press Contact

Joaquín de la Torre Ponce (IFAW, América Latina)
Contact phone:
(+52-55) 5662-0559
Contact email:

Experts

Sheryl Fink, Directora de Campañas de Vida Silvestre, IFAW Canadá
Directora de Campañas de Vida Silvestre, IFAW Canadá
Sonja Van Tichelen
Directora Regional, Unión Europea