Los tigres salvajes, el más grande de todos los gatos, alguna vez poblaron vastas extensiones del Asia, desde el Cáucaso hasta Asia Meridional y Oriental. Sin embargo, la población de tigres se ha desplomado en un 97% en los últimos 100 años. Hoy en día, tan sólo 3.000 tigres salvajes sobreviven en pequeñas zonas dispersas de su hábitat.

Tristemente, con  la doble amenaza de la deforestación y la invasión humana - en combinación con la caza furtiva desenfrenada alimentada por la comercialización del tigre - amenazan el futuro de esta especie. La pérdida de su hábitat ha llevado también a un fuerte aumento de enfrentamientos tigre-humano, así como los tigres salvajes han incursionado dentro de las áreas protegidas de los asentamientos humanos.

En 2006, ayudamos a establecer dos parques nacionales en el distrito  Primorye de Rusia  - un hábitat protegido para los tigres.

Hemos hecho un trabajo similar en la India, hogar de la mayor población de tigres salvajes restantes en el mundo. Hemos ayudado a regresar a los tigres a la Reserva del Tigre Sariska después de que sus tigres salvajes muriesen a manos de los cazadores furtivos. También hemos ayudado a triplicar el tamaño del Parque Nacional de Manas en el noreste de India, un área protegida y el hábitat original del tigre. También trabajamos en estrecha colaboración con el Gobierno Indio para establecer corredores del hábitat del tigre para conectar a las poblaciones fragmentadas, lo que reduce los conflictos entre los humanos y los tigres.

En la India y Rusia,  rescatamos a los cachorros de tigre salvaje encontrados heridos o huérfanos por culpa de los cazadores furtivos - y los rehabilitamos, con el objetivo de volverlos a la vida salvaje.

Done ahora

Nuestro trabajo depende de su generoso apoyo. Por favor, de lo que pueda para ayudar a los animales.