Las pruebas de ADN proporcionan evidencia de la caza de ballenas ilegal

Desde 1995, investigaciones periódicas del IFAW han revelado una fuerte evidencia de que el Japón y Corea  han estado involucrados en la matanza y la venta ilegal de carne de ballenas en peligro de extinción.

El análisis del ADN en muestras de la carne de ballena a la venta nos ha permitido identificar las especies y orígenes geográficos de cada una de ellas. Entre nuestras muestras hemos descubierto:

  • Las ballenas jorobadas, que han sido protegidas desde 1966. La carne de la  ballena jorobada encontradas en los mercados de hoy no pueden ser de antes de esta fecha.
  • La carne de ballena de aleta fue importada desde Islandia hasta 1991, cuando las importaciones se detuvieron durante varios años. Recientemente una pequeña cantidad de carne de ballena de aleta ha vuelto a ser exportados desde Islandia al Japón en un intento de abrir el comercio nuevamente. Sin embargo, el grueso de la carne de ballenas de aleta muertas en Islandia en los últimos años no ha logrado encontrar un mercado. Un poco de esta carne de ballena de aleta fueron almacenadas por Japón y Corea, pero la cantidad disponible en sus mercados de hoy es mucho mayor de lo esperado.
  • La carne del rorcual o ballena de Bryde y de la orca, a pesar de que las ballenas de Bryde fueron protegidas desde 1987 al 2000 y las orcas han sido continuamente protegidas desde 1997.
  • El rorcual norteño  o ballenas Sei, las cuales no han sido cazadas en el hemisferio sur desde 1979.

La creación de una escapatoria por otra escapatoria.

Después de la investigación de la caza de ballenas fuese hecha pública en 1995 por el IFAW, Japón trato de legalizar la venta de la 'captura incidental' o sea cuando una ballena es "accidentalmente" capturada por un pescador japonés en sus redes.

Con la aprobación de esta escapatoria, la CBI esencialmente sanciona la venta de las ballenas protegidas.