Cacerías de Focas por Indígenas

La caza comercial de focas que toma lugar en la costa este de Canadá y la caza tradicional de focas de la comunidad Inuit son dos actividades muy diferentes llevado a cabo por distintas personas, para diferentes especies, en una escala diferente y por diversas razones.

La comunidad Inuit en el Ártico canadiense caza focas oceladas adultas, durante el transcurso del año. Un viaje de varios días de caza podría resultar en una captura de algunos animales que se utilizan principalmente para el alimento. Esto no se puede comparar con la caza de la costa este de Canadá, que en cuestión de unas semanas matan decenas o cientos de miles de focas arpa cachorros recién destetados con menos de tres meses de edad para obtener su piel.

IFAW no se opone de la matanza de focas para comida, ropa y otros productos para el uso local de los pueblos indígenas. Ni nos oponemos a la venta y distribución de productos de la foca de cacería dentro de las comunidades indígenas.

Sin embargo en lo que si nos oponemos, es cuando esconden una matanza cruel, desmedida, a gran escala industrial detrás de la cacería de subsistencia indígena, borrando deliberadamente la distinción entre los dos. Las focas son una fuente importante de alimento para la gente de la comunidad Inuit, pero estadísticas del gobierno indican que la cacería comercial de focas desperdicia más del 90% de la carne, echándola en el agua o dejándola en el hielo a la putrefacción.

La prohibición de la Unión Europea de productos de focas incluye una excepción para los productos de la cacería indígena. Sin embargo, le tomó varios años al gobierno de Canadá para comenzar el proceso y establecer un programa de certificación para los productos de las focas de la comunidad indígena.

Para más información sobre la caza de focas comercial no indígena, vea caza de focas comercial de Canadá: pasado presente y futuro.