La rehabilitación de osos Grizzly o pardos en América del Norte

En 1991, la población de los osos Grizzly  en las praderas canadienses se le declaro extinta y su futuro en la Columbia Británica, Alberta, Yukon, los Territorios del Noroeste y Nunavut estaba en juego. Las actividades humanas han provocado el aislamiento geográfico y genético de varias de las  poblaciones de osos pardos - entre ellos ocho que han sido identificados en el sur de la Columbia Británica.

El IFAW y la Sociedad de la Vida Silvestre de la Aurora Boreal en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente de la Columbia Británica trabajan para dar a los osos grizzly huérfanos una segunda oportunidad.

El 12 de julio del 2008, Suzy y Johnny , los dos primeros osos pardos huérfanos en el proyecto piloto, fueron liberados al medio silvestre. Esta fue la primera aprobación oficial  de la liberación del oso grizzly en la historia canadiense. Los osos fueron equipados con collares de rastreo satelital especial que permitió a los investigadores a seguirlos durante todo el verano. Desde entonces, otros dos osos pardos fueron rescatados, rehabilitados y liberados en el verano del 2009 seguido por otros cuatro en junio del 2011 elevando así el total de 8 osos.

Los collares satelitales han ayudado a validar nuestro enfoque de la rehabilitación. Los osos liberados no han planteado ningún riesgo para los seres humanos y parece que se comportan igual que otros osos en su hábitat natural.